Communication

A pioneering project of artificial reproduction of Posidonia oceanica awarded by its contribution to the sustainable development

  • El proyecto es pionero en esta línea de investigación ya que no existen experiencias previas que se hayan realizado en territorio español.
  • Los primeros resultados apuntan a tasas de éxito del 80% de supervivencia de las plántulas en ambientes naturales.

Mallorca, 9 de julio de 2010. La empresa “Contesma & Comprotec, S.L.P”  ha recibido esta semana el premio a la Ecoinnovación para el Desarrollo Sostenible que concede la Consejería de Agricultura y Agua de la Comunidad de Murcia por el desarrollo del proyecto de I+D+i “Técnicas de recuperación y expansión de las praderas de Posidonia oceanica mediante reimplante con semillas” basado en técnicas de restauración de ecosistemas marinos degradados (praderas de Posidonia oceanica) por acciones antrópicas, desarrollado conjuntamente con el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (CSIC-UIB) y la Universidad de Murcia.

Este proyecto, iniciado en 2007 y finalizado en 2009, tiene como objetivo general la restauración de las praderas de Posidonia oceanica con nuevas plántulas obtenidas de semillas naturales. El proyecto, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, trata de determinar las condiciones óptimas para la recolección de los frutos de Posidonia oceanica, su germinación y la viabilidad de su trasplante en el medio natural. Se pretende conocer la mejor opción para la germinación de las mismas en los acuarios, y estudiar qué parámetros inciden en la viabilidad de las plántulas trasplantadas al medio marino (luz, corrientes, herbivoría).

Si las plántulas transplantadas se desarrollan de forma similar a como lo hacen en el medio natural –y los primeros resultados apuntan a tasas de éxito del 80% de supervivencia de las plántulas-, la principal innovación del proyecto radicará en la técnica de  restauración de ecosistemas, facilitando la labor de recuperación de praderas de P. oceanica en períodos relativamente más cortos que los actuales. A pesar de estos avances, el Dr. Marín, de la UMU, señala que “no debemos lanzarnos a promover la repoblación sino a seguir con el espíritu conservacionista que intentamos inculcar a los ciudadanos, ya que la tasa de recuperación de la Posidonia es muy lenta", de tal manera que una pradera afectada "puede tardar varios siglos en volver a colonizar la superficie y su extensión horizontal puede ser de cinco o seis centímetros al año", concreta. Así pues, muy a largo plazo, podría recuperarse también la función que desempeñan en los ecosistemas litorales, amortiguador del oleaje y de las corrientes, depuración de las aguas costeras, alimento, protección y sustrato de un elevado número de especies vegetales y animales de interés comercial, absorción de CO2, etc.

Tal y como reconoce el Dr. Pedro Martínez, director de la empresa premiada y uno de los investigadores del proyecto, “estamos muy contentos y agradecidos a la Consejería  de Agricultura y Agua por reconocer nuestros esfuerzos en un proyecto pionero en su línea de investigación, como es el desarrollo de nuevas técnicas para resolver problemas medioambientales cada día más presentes y preocupantes”.

El Pacto Social por el Medio Ambiente crea los Premios de Desarrollo Sostenible con la finalidad reconocer públicamente el esfuerzo realizado en materia de desarrollo sostenible y contribuir a difundir aquellas experiencias de éxito e ideas que puedan ser referentes para otros. También recoge entre sus objetivos establecer un marco de operación que permita que las empresas, instituciones, organizaciones y colectivos de la Región de Murcia puedan contribuir al desarrollo sostenible, adquiriendo voluntariamente compromisos de responsabilidad ambiental más allá de los límites exigidos por la legislación aplicable. Igualmente, sitúa entre sus grandes objetivos conseguir que los esfuerzos ambientales realizados obtengan el adecuado reconocimiento social y permitan en su caso obtener ventajas competitivas.

Nuevas vías para conservar el tesoro del Mediterráneo

En el Mediterráneo, las praderas de Posidonia oceanica cubren entre 25.000 y 50.000 km2 de las áreas costeras, lo que supone aproximadamente el 25 % de los fondos marinos entre 0 y 40 m. Las praderas de P. oceanica son componentes extremadamente importantes de las aguas europeas. La Directiva de Hábitats de la Unión Europea (92/42 CEE del 21/05/1992) y su posterior adaptación al progreso técnico y científico a través de la Directiva 97/62/CE del 27 de octubre de 1997, incluyen a las praderas de P. oceanica en el Anexo 1, hábitat 1120, como hábitat prioritario a conservar dentro del territorio del Unión Europea. En España, el Real Decreto de 7 de diciembre de 1995 (BOE núm. 310, de 28 de diciembre de 1995) recoge la adaptación de la Directiva de Hábitat al Estado Español. En él se considera a las praderas como sistemas a conservar para lo cual se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestre.

A pesar de su protección oficial, las praderas de Posidonia oceanica son muy vulnerables y han declinado sustancialmente en muchas áreas costeras debido al incremento de la presión humana en forma de vertidos de nutrientes, sedimentación y perturbaciones mecánicas. La Directiva Marco del Agua ha establecido una plataforma común en la que los estados miembros tienen la obligación de asegurar un “estatus ecológico bueno” que corresponde a las condiciones con impacto mínimo antropogénico. Como P. oceanica es un organismo perenne, las praderas de esta fanerógama reflejan las condiciones ambientales integradas de forma temporal, y además es un organismo indicador de la calidad ambiental. La importancia de esta especie es tal, que su estado de conservación sirve para reflejar el estado del mar.

Así pues, como indica otro de los investigadores del proyecto, el Dr. Jorge Terrados (Imedea CSIC-UIB), “la presente iniciativa es una de las respuestas a la creciente preocupación de colectivos científicos, ciudadanos y gestores por el progresivo deterioro de las praderas de Posidonia oceanica por la actividad humana y sus potencialmente nefastas consecuencias medioambientales y económicas para el ecosistema marino costero del Mediterráneo”.

Las primeras aplicaciones de estas nuevas metodologías podrían ser de interés para las administraciones públicas y para el sector privado, ya que algunos proyectos relacionados con las infraestructuras públicas (desaladoras, ampliación de puertos del Estado, emisarios submarinos, parques eólicos submarinos etc.) afectan a las praderas de Posidonia oceanica bien de forma directa o indirecta. Igualmente  en el sector privado, las ampliaciones de las  instalaciones náuticas deportivas (ampliaciones de puerto, creación de nuevos puertos deportivos, infraestructuras de vertido de hoteles a través de emisarios etc.), pueden producir y producen afecciones negativas a estos hábitats prioritarios del ecosistema marino.

Como anteriormente han señalado los expertos, la ciencia aporta soluciones a problemas puntuales, pero no es la panacea del gran mal que afecta a la Posidonia, del que en parte todos somos responsables.

 

Más información y declaraciones:

 Mallorca: Servicio de Comunicación y Cultura Científica IMEDEA (CSIC-UIB). Tfno: 971 61 1516

 Murcia: CONTESMA & COMPROTEC, S.L.P. (Dr. Pedro Martínez). Tfno: 968 53 55 58

             Mail: cycmedioambiente@cycmedioambiente.com

             UNIVERSIDAD DE MURCIA: Dr. Arnaldo Marín (Departamento de Ecología Acuática,)
             Mail: arnaldo@um.es

 * Pueden solicitar éstas y otras imágenes en mayor resolución al correo natalia.martin@imedea.uib-csic.es