Comunicación

Peces madrugadores y dormilones con personalidad

  • La existencia de personas más madrugadoras que otras es bien conocida. Estas diferencias en el comportamiento tienen su origen en un proceso molecular que responde a los ritmos circadianos y, además, tienen relación con diferentes aspectos de la salud humana. A estas manifestaciones del comportamiento se les llama cronotipos.
  • En animales la existencia de cronotipos ha sido demostrada en algunos mamíferos y aves. Un nuevo estudio liderado por un equipo de investigadores del IMEDEA (CSIC-UIB) ha estudiado por primera vez los ritmos circadianos de los peces en su medio natural, sus patrones generales de variabilidad y la existencia de cronotipos. Se trata del primer estudio que revela la existencia de cronotipos madrugadores y dormilones en peces.
  • Este nuevo hallazgo ha sido posible gracias al seguimiento de peces con dispositivos electrónicos directamente en el mar. Los cronotipos pueden ayudar a explicar muchos procesos ecológicos claves para entender la dinámica de la población. La prestigiosa revista científica multidisciplinar Royal Society Open Science se hace eco de este nuevo hallazgo.

 

 

Raor o lorito, Xyrichthys novacula

Foto: El raor o lorito, Xyrichthys novacula, es un pequeño lábrido que se entierra durante la noche para evitar a los depredador (Autor: Fernando Garfella)

 

Esporles, 15 de febrero de 2017. El estudio del comportamiento animal tiene aún muchos enigmas sin resolver. Recientemente, se ha descubierto que las diferencias en comportamiento entre los diferentes individuos se mantienen a lo largo del tiempo y son heredables. En las poblaciones de peces, al igual que ocurre en humanos, existen individuos más agresivos o atrevidos que otros. Esta variedad de comportamientos tiene implicaciones ecológicas y evolutivas muy relevantes. Igualmente, se ha demostrado la existencia de cronotipos tanto en humanos, como en algunos mamíferos pequeños y aves. Estas manifestaciones comportamentales relacionados con los ritmos circadianos, como la hora de levantarse, acostarse o las horas de sueño... , ¿ocurren también en peces?  

 

¿Cuándo se van lo peces a dormir?: seguimiento acústico (acoustic tracking) y matemáticas

El proyecto Phenofish (financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad) tiene como principal objetivo revelar el papel de la variabilidad individual del comportamiento en los peces. En el marco de este proyecto se están estudiando diferentes aspectos del comportamiento del raor o lorito, Xyrichthys novacula (Foto). El Dr. Josep Alós, investigador post-doctoral del IMEDEA y primer autor de estudio, declara que “el raor es una especie muy interesante para el estudio del comportamiento circadiano ya que presenta un patrón día/noche muy claro. Por la noche permanece enterrado en la arena para evitar los depredadores”. Fernando Garfella, creador de documentales de naturaleza y colaborador en el estudio, ha conseguido grabar el estilo de vida del raor después de casi 50 h de grabación sub-acuática en un extraordinario vídeo publicado conjuntamente con el estudio. Para poder conocer el comportamiento de los individuos bajo el agua, se utilizaron unos dispositivos electrónicos de minúsculo tamaño (técnica conocida en inglés como acoustic tracking) que permitieron conocer la posición y actividad de peces diferentes durante 14 días en 2 años. Gracias a esta técnica, y con el uso indispensable de las matemáticas, han sido capaces de saber a qué hora exacta los individuos se retiraban para descansar, cuándo iniciaban su actividad y cuántas horas descansaban. Cuantificando así, por primera vez, el comportamiento circadiano de una parte de la población de  los peces en su hábitat natural.

 

 

Vídeo: Estilo de vida del raor o lorito, Xyrichthys novacula, con su comportamiento característico de enterrarse durante la noche para evitar depredadores (Autor: Fernando Garfella).

 

 

Peces madrugadores y dormilones con personalidad

Aunque la salida del sol en la época del estudio estaba en torno de las 7:00 de la mañana, no era hasta las 12:00 cuando toda la población estaba activa. Sin embargo, había individuos que se levantaban apenas pasados unos minutos desde la salida del sol  (los madrugadores) y otros que tardaban casi 5 horas en iniciar su actividad (los dormilones). "Lo realmente sorprendente es que los madrugadores y dormilones iniciaban siempre su actividad a la misma hora, incluso considerando variables como la profundidad o el hábitat, que pueden afectar a este comportamiento", declara el Dr. Alós. Los resultados obtenidos en cuanto a la hora en que los individuos se enterraban para pasar la noche fueron muy diferentes. El 100% de la población se enterraba en apenas 15 min después de la puesta de sol. "La noche es un ambiente hostil para el raor, ya que numerosos depredadores acechan la noche aprovechando la ausencia de luz", declara la estudiante de doctorado Andrea Campos del IMEDEA y co-autora del trabajo. Por este motivo la puesta de sol es interpretada como una señal de alarma para los peces diurnos. Sin embargo, los científicos descubrieron que, aunque en menor medida, algunos individuos extendían su actividad unos minutos más, posiblemente para conseguir algún alimento más, los más atrevidos. Los investigadores además revelaron la existencia de cronotipos en cuanto a la duración del descanso. Los peces descansan un promedio de 12 horas, sin embargo algunos individuos tienden a ser más dormilones que otros de manera consistente.

Una vez revelada la existencia de cronotipos madrugadores y dormilones en peces, los científicos se preguntaron si estos cronotipos formaban parte de la arquitectura de la personalidad de los peces. La actividad es uno de los cinco rasgos que determinan diferentes personalidades en animales junto al atrevimiento, agresividad, sociabilidad y exploración. Utilizando nuevamente el acoustic tracking los investigadores determinaron que el raor recorre una distancia media de 550 m al día, pudiendo llegar a recorrer una distancia de hasta 2,5 km en un día. El estudio de la variabilidad en la distancia recorrida cada día por los individuos marcados reveló la existencia de individuos residentes y móviles, confirmándose la actividad como rasgo de personalidad en el raor. Lo interesante fue que los cronotipos madrugadores y dormilones no guardaban una relación con la actividad, concluyendo que son un rasgo independiente de la personalidad de los peces. Peces madrugadores o dormilones, pero con personalidad: unos residentes, otros más móviles.

 

Consecuencias ecológicas de los cronotipos en peces

La existencia de cronotipos independientes de la personalidad en peces abre la puerta a explicar muchos procesos ligados a la variabilidad individual en el comportamiento y sus consecuencias. Se ha demostrado que ser madrugador está ligado a una mayor probabilidad de reproducirse en aves, y podría ser el caso de los peces. Sin embargo, y específicamente en el caso del raor, ser madrugador implica estar más tiempo expuesto a los pescadores. La pesca recreativa del raor es una de las actividades de recreo más populares en las Islas Baleares y cientos de pescadores se hacen a la mar el 1 de septiembre para capturar este apreciado manjar una vez acabada la veda. Esta actividad pude producir una selección a favor de los dormilones ya que el componente genético de los cronotipos está bastante bien descrito. Todos estos nuevos hallazgos pueden ayudar a resolver muchos de los enigmas relacionados con la dinámica poblacional de los peces, así como de las causas y consecuencias de las diferencias en el comportamiento animal. Lo que parece claro, es que la creencia popular de los pescadores recreativos mallorquines de que "para pescar el raor no hace falta levantarse pronto..." ¡ha quedado constatada científicamente!

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)

Más información: