Communication

Mortality and reproduction of the ewe in the Ebro valley: young breeding males and females suffer a higher mortality.

  • Un equipo de investigadores del CSIC ha estudiado cómo la supervivencia y reproducción del alimoche varía entre machos y hembras y en función de su edad.
  • El estudio pude contribuir a mejorar el conocimiento sobre las estrategias de vida y la conservación de esta especie globalmente amenazada.

 

Foto: Ejemplar adulto de alimoche marcado con anillas de lectura a distancia (Autor: Jordi Blas; foto izq.) y en vuelo (Autor: Félix de Pablo; foto dch.)

 

 

Esporles, 3 de febrero de 2017.  En especies longevas la relación entre la edad y sexo de los individuos y sus patrones de supervivencia y reproducción determina la evolución de las estrategias de vida y la dinámica de sus poblaciones. Un estudio elaborado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) proporciona una de las primeras evidencias de mortalidad y reproducción diferencial por sexos y edades entre alimoches (Neophron percnopterus) adultos reproductores. El trabajo ha sido desarrollado por investigadores de la Estación Biológica de Doñana, el Museo Nacional de Ciencias Naturales,  el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados y el Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa, en Argentina y se publica en la revista Scientific Reports.

 

“El alimoche es una especie carroñera con un papel clave en los ecosistemas, que actualmente se encuentra globalmente amenazada principalmente a causa de altas tasas de mortalidad adulta”, explica Ana Sanz-Aguilar, investigadora del CSIC  del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, quien ha codirigido el estudio. “Sin embargo, no conocíamos prácticamente nada de si existen diferencias de mortalidad entre machos y hembras y/o reproductores jóvenes y experimentados, que podrían afectar en mayor medida a la viabilidad de sus poblaciones”.

 

El alimoche, al igual que otras muchas especies, ha evolucionado con una estrategia de vida lenta, empezando a reproducirse a edades avanzadas, produciendo poca descendencia y alcanzando edades superiores a los 20 años de vida. “Por ello ha sido necesario recopilar información durante muchos años para poder estudiar las estrategias de vida de esta especie”, explica la codirectora del estudio, Ainara Cortés-Avizanda, de la Estación Biológica de Doñana. Proyectos liderados por José Antonio Donázar, José Luis Tella y Guillermo Blanco, coautores del estudio, han permitido el estudio del alimoche en el valle del Ebro y centro de la península ibérica durante más de 30 años.

 

En el estudio, los investigadores demuestran que las hembras comienzan la reproducción a edades más tempranas y variables que los machos, que suelen comenzar a los 7 años de edad. Los resultados evidencian una alta mortalidad en machos reproductores jóvenes y hembras de todas las edades.  Además, no es un fenómeno aislado. Según resultados de otros proyectos del grupo de investigación, mortalidades diferenciales entre machos y hembras podrían estar sucediendo en otras especies de aves carroñeras como el cóndor.

 

“Estas diferencias de mortalidad pueden tener grandes implicaciones para la conservación de la especie  y podrían responder tanto a mecanismos evolutivos ligados a los costes del inicio de la reproducción (adquisición y defensa de territorios por parte de machos inexpertos) como a factores mortalidad de de origen humano. Diferencias en la dieta, estrategias de búsqueda de alimento y /o susceptibilidad a tóxicos entre sexos y grupos de edad podrían ser los causantes de la alta mortalidad de hembras y machos jóvenes. Este estudio revela que en la ecología de especies tan amenazadas como los buitres (con numerosas especies globalmente amenazadas) pueden existir factores demográficos "ocultos" cuya consideración es de vital importancia  para abordar  medidas de conservación efectivas. A pesar de que nos encontramos ante una carrera contra reloj para garantizar la conservación de especies como el alimoche y otros buitres, los estudios a largo plazo son totalmente indispensables para profundizar en el conocimiento de las estrategias de vida y evaluar cómo los diferentes factores de mortalidad afectan a los individuos”, concluyen Ana Sanz-Aguilar y Ainara Cortés-Avizanda.

 

Foto: Ainara Cortés-Avizanda realizando el seguimiento de individuos marcados (Autor: EBD)

 


Fuente: IMEDEA (CSIC-UIB)

Más información: Sanz-Aguilar et al. "Sex- and age-dependent patterns of survival and breeding success in a long-lived endangered avian scavenger". Scientic Reports, 7:40204. 11 de enero de 2017. DOI: 10.1038/srep40204