Communication

The mahi-mahi, a species that could benefit from the increase in temperature in the Mediterranean

  • Un equipo científico del Imedea (UIB-CSIC) trabaja en la hipótesis de que la llampuga podría beneficiarse del aumento de la temperatura en el Mediterráneo

 

 

Foto: Llampuga (Coryphaena hippurus)

 

 

 

Esporles, 14 de mayo de 2018. Normalmente se habla del cambio climático como algo que puede afectar negativamente a las especies, pero en este caso hay una especie representativa del Mediterráneo, que es posible que se sienta a gusto con los efectos del cambio climático. Se trata de la llampuga (Coryphaena hippurus), un pez que se encuentra en los océanos de todo el mundo, pero principalmente en zonas templadas y cálidas. Si se produjera una expansión de la zona templada sería beneficioso para ella porque tendría más lugares donde reproducirse. También podría haber más zonas para la localización de los ejemplares juveniles y, consecuentemente, podría crecer la población.

 

 

En el caso de la llampuga se utilizan diferentes metodologías de trabajo. Una de ellas tiene que ver con el estudio de sus larvas: se mira como responden a diferentes variables medioambientales como la temperatura o la salinidad del medio. Otra tiene que ver con la producción de los huevos de las hembras y ver si son más productivas respecto de años anteriores o si van cambiando. Y una última consiste en observar los desplazamientos vía satélite "para ver si se expanden o se contraen". Se utilizan unas marcas que se ponen en las aletas dorsales de la llampuga y que envían cuatro señales diarias a un software que se dedica a hacer el mapeo de los desplazamientos de los animales. La mayoría de ellas se pierden y el hecho de que puedan realizar un seguimiento durante dos o cuatro meses ya es un éxito. De momento, ya hay llampugas marcadas en las pesquerías de Baleares, el norte de Marruecos y Sicilia, donde este pez no tiene un objetivo tan comercial, mientras que en Mallorca es muy característico su elevado consumo alimentario.

 

 

La llampuga es un pez adaptado a las aguas cálidas y Mallorca es uno de sus hábitats principales. Pero el calor atrae también a especies invasoras como el pez león ('lion fish') que es más voraz y compite con el pescado local por el alimento.

 

 

La población de llampuga se ha incrementado regularmente en los últimos 15 años. En el Mediterráneo los adultos se reproducen habitualmente entre finales de primavera y principios del verano y sus tasas de crecimiento son de las más rápidas registradas en peces. Por ello, los ejemplares juveniles, con pocos meses de vida, ya llegan a los 30 y 60 centímetros a finales de verano y los adultos con frecuencia alcanzan los dos metros de longitud. Se reproduce en diversos lugares del mundo, no sólo en el Mediterráneo, de donde migran saliendo a través del estrecho por el Atlántico hacia Canarias, o Madeira. También están presentes en el Golfo de México, donde ya se ha hecho este tipo de estudios utilizando el marcaje satelital.

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC) y Ara Balears

Más información: