Communication

IMEDEA day by day: Damià Gomis

  • Damià Gomis es Catedrático de la Universidad de las Islas Baleares en el IMEDEA (UIB-CSIC)

 

 

Foto: Damià Gomis en su despacho del IMEDEA (Autora: Charina Cañas)

 

 

Esporles, 8 de febrero de 2019. Damià Gomis es Licenciado (1986) y Doctor (1990) en Físicas por la Universidad de las Islas Baleares (UIB). Posteriormente (1990–1991) realizó un postdoctorado en la Universidad de Reading, Inglaterra. En 1993 obtuvo una plaza de Profesor Titular del Departamento de Física de la UIB y en 1998 entró a formar parte del IMEDEA (centro mixto entre la UIB y el CSIC). Desde 2011 es Catedrático de Universidad del área de Física de la Tierra.

 

 

 

A la pregunta de: ¿qué estás haciendo estos días?, nos contesta que en estos momentos la mayor parte de su tiempo lo absorbe la dirección del Laboratorio Interdisciplinario sobre Cambio Climático (LINCC), aparte de sus labores docentes en el Departamento de Física.

 

 

El LINCC es una figura que engloba a más de 60 científicos, un grupo de grupos de investigación de la UIB y el IMEDEA unidos bajo el denominador común del cambio climático. Aparte de establecer vínculos interdisciplinares entre sus miembros, el LINCC pretende potenciar la investigación, la docencia, la difusión y la transferencia de conocimiento sobre el tema. Buena prueba de la interdiciplinariedad del LINCC es que está formado por miembros de los departamentos de Derecho Público, Economía Aplicada, Filosofía y Trabajo Social, Pedagogía Aplicada y Psicología de la Educación, Física, Geografía, Biología, Ciencias Matemáticas e Informática, Química e Ingeniería Mecánica, así como del Departamento de Oceanografía y Cambio Global del IMEDEA.

 

 

Cuando Damià aceptó encargarse de la dirección del LINCC pensó que le llevaría menos tiempo, pero en poco más de un año de vida ya consideran alcanzando el objetivo inicial de ser un punto focal en temas de clima en Baleares. En primer lugar hay que destacar que se logró la admisión de la UIB como organización observadora de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático. Ello implica participar en las denominadas Conferencias de las Partes (COP, por sus siglas en inglés), en las cuales se debaten tanto aspectos científicos como los acuerdos internacionales sobre emisiones de gases de efecto invernadero. La última cumbre, la COP24, se celebró en Katowice (Polonia) el pasado mes de diciembre.

 

 

Más allá de esa responsabilidad, el LINCC recibe solicitudes del Govern de les Illes Balears, por ejemplo en relación al Anteproyecto de Ley de cambio climático y transición energética que se está tramitando. El Consell Econòmic i Social del Govern también les ha requerido para colaborar en la elaboración del informe “Balears H2030”, sobre la prospectiva económica y social de Baleares hasta 2030, encargando al LINCC el capítulo sobre cambio climático y sus efectos sobre la economía, la sociedad y el medio ambiente. En ocasiones son las empresas las que recurren a ellos, como es el caso de Meteoclim Services, una spin-off de la UIB que les encargó hacer la parte del IMEDEA y de la UIB sobre 'quién es quién' o 'quién hace qué', para el mapa del conocimiento sobre el cambio climático en Baleares encargado por el Govern Balear.

 

 

El LINCC se financia gracias a las peticiones que va recibiendo y también en base a proyectos. Así por ejemplo, el LINCC participa en un proyecto europeo que gestiona el Secretariado de la Iniciativa Energía Limpia para las Islas de la Unión Europea, pues la UE considera que las islas son el lugar idóneo para llevar a cabo planes piloto de transición energética. En el marco de este proyecto se ha convocado a las islas de la UE para que soliciten ayudas para la elaboración de dichos planes. De entre todas las solicitantes se seleccionarán 3 islas piloto 'principales' y otras 20 'secundarias', para ayudarles con asesoramiento técnico y logístico en la elaboración de sus planes de transición. De Baleares se han presentado Mallorca, Menorca e Ibiza. De las tres, Menorca es la que lleva la delantera al tener ya un plan muy avanzado y un observatorio socioambiental que lleva recogiendo indicadores desde hace 30 años, lo que le permite tener una visión clara sobre dónde y cómo se gasta la energía.

 

 

Damià, como ya hemos dicho, es catedrático de la UIB, y por tanto tiene también obligaciones docentes. Como punto de partida tendría que impartir 240 horas al año, pero gracias a los sexenios acumulados y a los proyectos vigentes, que descuentan horas de docencia según la normativa interna de la UIB, tiene un cometido real de 120 horas al año (el mínimo exigible). Este año está impartiendo las asignaturas de Física General de primero de Físicas y la Oceanografía Física de cuarto, esta última compartida con la investigadora de su grupo Marta Marcos.

 

 

Durante los últimos 15 años Damià ha estado trabajando sobre todo en temas de clima marino, estudiando primero su variabilidad durante las últimas décadas y posteriormente los escenarios climáticos regionalizados, es decir, proyecciones climáticas hacia el futuro en función de los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero. Así, por ejemplo, su grupo fue contratado por AEMET y Puertos del Estado para generar la parte de variables físicas marinas (temperatura, salinidad, oleaje y nivel del mar), las cuales, combinadas con las variables atmosféricas generadas por la propia AEMET, constituyen un conjunto completo de escenarios climáticos regionalizados .

 

 

Su última participación en un congreso está en línea con sus ocupaciones actuales: en noviembre de 2018 estuvo en Lanzarote en el II Foro de Energía Limpia para las Islas de la UE, representando al LINCC.

 

 

Foto: Damià Gomis de campaña en la Antártida en 2008 (Autor: Damià Gomis)

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)