Communication

A new system of underwater cameras to know the abundance of fish

 

 

Foto: Estructura subacuatica con dos action cam Sony HDR (Autor: Guillermo Follana-Berná)

 

 

Esporles, 24 de abril de 2020. Una reciente publicación con participación del Fish Ecology Lab del IMEDEA muestra cómo mediante un modelo matemático se puede transformar lo que la cámara observa en una estima precisa de la abundancia de peces, encontrando el protocolo más idóneo para desplegar las cámaras bajo el agua y obtener así resultados robustos.

 


Los experimentos realizados para llegar a estas conclusiones combinan el uso de cámaras submarinas con las observaciones realizadas por buceadores. Se ha diseñado un nuevo sistema formado por dos cámaras estereoscópicas que cubren un área de 5 metros cuadrados del fondo marino. Los resultados obtenidos permiten corregir el hecho de que algunos peces pasen desapercibidos entre las hojas de Posidonia o permanezcan escondidos entre las rocas. El Fish Ecology Lab de IMEDEA ya está utilizando las cámaras submarinas de manera extensiva, a lo largo de toda la costa sur de Mallorca para estimar la abundancia de la vaca (Serranus scriba), un pez perteneciente a la familia de los serranidos y que es muy apreciado por los pescadores recreativos.

 

 

Gracias al rápido desarrollo de la tecnología de las cámaras de video, ahora ya es posible grabar durante largos periodos de tiempo y bajo condiciones muy adversas. En el medio marino las nuevas cámaras de acción permiten observar durante periodos de tiempo prolongados y en lugares donde el ser humano no puede o tiene grandes dificultades para observar directamente este ambiente.

 


En paralelo, el Fish Ecology Lab de IMEDEA está desarrollando, en colaboración con otros centros de investigación, métodos para automatizar la interpretación de la ingente cantidad de imágenes submarinas que se están obteniendo en el marco de los proyectos de investigación del grupo. Concretamente, se están desarrollando algoritmos de inteligencia artificial para detectar, identificar y contar los peces que aparecen en las imágenes submarinas.

 


Conocer lo más exactamente posible el número de animales que están viviendo en un determinado territorio,  ya sean conejos, gorriones, águilas, o peces es uno de los principales problemas a los que se enfrentan todas aquellas personas que se dedican a la ecología tanto terrestre como marina. Solo sabiendo cómo va cambiando este número se pueden tomar las decisiones más adecuadas para seguir disfrutando de nuestros ecosistemas.

 


En definitiva, el objetivo a medio plazo es desarrollar una herramienta robusta y económica, tanto en lo que concierne a la cámara submarina en si, como a los costes relacionados con la interpretación de las imágenes. Este tipo de herramienta permitirá generar información muy detallada de los cambios de la abundancia de peces a lo largo del tiempo y en áreas extensas, permitiendo conocer mejor los proceso ecológicos del medio marino de las Baleares, al mismo tiempo que se facilitará una explotación más sostenible de los recursos marinos.

 

 

Vídeo: Superficie de 5 metros cuadrados obtenida a partir de las cámaras subacuaticas. Se observan varios Serranus scriba con un Pulpo

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)

Más información: