Faro de Cap Salines

En Mayo de 2003, el CSIC subscribió un convenio con la Autoridad Portuaria de Baleares para la gestión del Faro de Cap Salines como Estación de Investigación Costera por el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA). La conversión del Faro de Cap Salines en Estación de Investigación Costera supone un hito en la investigación en ecosistemas costeros en España, donde no existen actualmente instalaciones de investigación capacitadas para la investigación directa en ecosistemas costeros, mientras que existen varias de estas instalaciones (E.B. Doñana, El Ventorrillo, etc.) para la investigación de ecosistemas terrestres. La Estación de Investigación Costera de Cap Salines se encuentra ubicada en una zona virgen del litoral de la Isla de Mallorca, en una zona recientemente protegida como Reserva Marina. La reconversión de las instalaciones del Faro de Cap Salines como Estación de Investigación Costera ha requerido una inversión importante, no sólo para la reconversión de las viviendas en laboratorios, sino también para la construcción de instalaciones exteriores adyacentes (tanques experimentales e invernaderos) tanto en tierra como en mar y la adquisición de instrumentos de medida y laboratorio. Este proyecto ha sido hecho posible gracias a una generosa donación de la Fundación BBVA, en el marco de una colaboración más amplia sobre investigación para la conservación de ecosistemas costeros, con el apoyo del CSIC y el Govern de les Illes Balears.