El Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) es un centro público de investigación ubicado en Esporles (Mallorca). Su principal misión es transferir conocimiento científico a la sociedad y avanzar en la comprensión de los procesos ambientales que afectan a nuestro planeta y a los seres que lo habitan.

Quiénes somos

El IMEDEA es un centro mixto de investigación entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de les Illes Balears (UIB). Nuestras actividades abarcan la investigación interdisciplinar, la formación científica y el apoyo a las políticas ambientales.

Más información

Qué investigamos

Nos centramos en el estudio del medio natural (ecosistemas marinos, costeros e insulares), los procesos que determinan su funcionamiento, los organismos que lo habitan y su evolución, manteniendo una perspectiva integral orientada especialmente a los ambientes Mediterráneos.

Más información

Nuestros proyectos

Abarcamos desde procesos fundamentales que afectan a la vida, al estudio del funcionamiento de los ecosistemas, integrando aspectos físicos, químicos y biológicos, los cuales abordamos desde un foco regional (mediterráneo, costero, insular) pero con una clara proyección internacional.

Más información

Nuestra participación en redes


Dentro de estas redes, interactuamos con científicos, biólogos marinos, expertos en conservación y apasionados defensores del medio ambiente. Estas conexiones nos han permitido compartir hallazgos, metodologías y estrategias que contribuyen al avance de nuestro campo de estudio.

Noticias


Noticia destacada
22/05/2024
Hallazgo sin precedentes: Las praderas de Posidonia oceanica responden al calentamiento del Mediterráneo con floración y pseudoviviparidad
Un reciente estudio liderado por el Institut Mediterrani d’Estudis Avançats ha revelado una relación entre el calentamiento de las aguas del Mediterráneo y la floración de la Posidonia oceanica, ofreciendo nuevas perspectivas para la protección y conservación de esta especie clave. Las praderas marinas, vitales tanto para el medio ambiente como para la economía, están disminuyendo en todo el mundo debido a las actividades humanas. Sin embargo, en algunas áreas donde se han implementado medidas de protección, como mejorar la calidad del agua y regular el anclaje y la pesca de arrastre, se ha observado una recuperación. Ahora, el calentamiento global y las olas de calor marinas representan una nueva amenaza que está acelerando su degradación y pérdida. Posidonia oceanica, una especie endémica del Mediterráneo, es muy vulnerable al calentamiento, especialmente teniendo en cuenta su baja capacidad de recuperación, pues es una planta de crecimiento muy lento y con reproducción sexual (floración) muy poco frecuente. Sin embargo, en 2022, durante un período de calentamiento sin precedentes en el Mediterráneo Occidental, se observó un episodio de floración masiva en las praderas de Posidonia oceanica de Mallorca. Este evento parece no ser aislado, pues se han informado de floraciones intensivas en la costa francesa y en Cerdeña después de la ola de calor de 2022. Además de dicha floración, y gracias a la contribución de la ciencia ciudadana (www.observadoresdelmar.es)se observó que el 64% de las praderas estudiadas en Mallorca también mostraron pseudoviviparidad, un fenómeno extremadamente raro en el mundo vegetal  en el que las plantas producen clones de la planta madre en lugar de flores. La pseudoviviparidad, una forma muy inusual de reproducción (presente en unas 50 especies de plantas en todo el mundo), puede ocurrir en respuesta a condiciones ambientales extremas. Este fenómeno ha sido observado en plantas terrestres que habitan en entornos estresantes, como desiertos y regiones alpinas. Este es el primer estudio que proporciona evidencia morfológica y genética de la existencia de pseudoviviparidad en Posidonia oceanica y que documenta este fenómeno en múltiples sitios para una planta marina.   "Este descubrimiento ha sido realmente emocionante, pues se trata de un fenómeno fascinante muy desconocido, no solamente a nivel de plantas marinas, sino en plantas del mundo en general, y abre toda una serie de preguntas sobre las implicaciones que tiene para la capacidad de Posidonia oceanica de recuperarse a fenómenos de estrés térmico como son las olas de calor". Dra. Fiona Tomas Nash, firmante del estudio. Foto: Pradera de Posidonia Oceanica   El estudio también subraya la importancia de considerar la pseudoviviparidad al evaluar los mecanismos de resiliencia de las praderas marinas frente al cambio climático. La pseudoviviparidad puede tener varias implicaciones para las poblaciones de praderas marinas, incluyendo la resiliencia frente al cambio climático, la diversidad genética, la distribución y expansión de las poblaciones, y la estructura de la población. En resumen, este estudio ofrece una nueva comprensión de cómo las praderas marinas pueden responder a condiciones ambientales extremas y destaca la necesidad de más investigación para entender completamente las implicaciones de la pseudoviviparidad y otras respuestas adaptativas en las poblaciones de fanerógamas marinas.   Referencia https://gesbib.app.csic.es/GesBIB/cris/item.html?id=844918&back=%2FGesBIB%2Fcris%2Fitems.html Tomas, Fiona; Hernan, Gema; Mañez-Crespo, Julia; Arona, Andrés; Meléndez, Daniela Haverbeck; Reynés, Xesca; Delgado, Jonatan; Procaccini, Gabriele; Ballesteros, Enric   Notícias relacionadas   Un nuevo estudio logra avanzar en la comprensión de la posidonia para su conservación y restauración
Ver todas las noticias