Comunicación

Un investigador del IMEDEA (CSIC-UIB) participa en el descubrimiento de una nueva especie extinta de autillo en Madeira

  • Un equipo internacional de científicos con participación del IMEDEA (CSIC-UIB) ha descrito una nueva especie fósil de autillo.

  • Los restos del "Otus mauli" pertenecen a la primera ave extinta del archipiélago de Madeira, desconocida hasta el momento.

Mallorca, 22 de marzo de 2012. Hace veinte años, el investigador alemán Harald Pieper descubrió en Madeira los restos fósiles de una pequeña ave rapaz nocturna que, hasta ahora, no se había estudiado en profundidad. Un equipo internacional de paleornitólogos ha demostrado que los restos pertenecen a una especie extinta de búho, desconocida hasta el momento, a la que han llamado Otus Mauli.

«Se trata de una especie con patas muy largas y alas ligeramente más cortas que las de los búhos europeos continentales, de los que deriva», explica Josep Antoni Alcover, uno de los autores del estudio investigador del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), organismo mixto entre el CSIC y la UIB.

El resultado de los análisis sobre las proporciones de los restos fósiles, que se han publicado en la revista Zootaxa, revela que el Octus mauli podría haber sido una especie de hábitos terrestres y que su alimentación debía consistir en invertebrados, y «ocasionalmente, en algún lagarto o pájaro».

«Lo más probable es que su extinción se relacione con la llegada de los humanos y la fauna que les acompañó», explica Alcover, que destaca también que su desaparición formaría parte del patrón de extinción de especies insulares que se da en prácticamente todas las islas del mundo.

Según los investigadores, entre las causas de la extinción de este búho destaca la destrucción del hábitat, ya que Madeira padeció graves incendios durante los siete años siguientes a la llegada de los portugueses. Por otra parte, junto a los humanos llegaron también nuevas aves con enfermedades extrañas para las especies autóctonas, y ratas y ratones que pudieron depredar huevos de animales que nidificaban cerca del suelo.


¿Exclusivo
de Madeira?

La misma especie, o una de parecida, se ha documentado en las dunas de Porto Santo, otra de las islas del archipiélago de Madeira. «Este hecho es muy interesante –opina Alcover–, pero difícil de evaluar, porque los materiales encontrados son pobres y fragmentados».

«Si los búhos de Madeira y de Porto Santo fueran especies distintas, la capacidad voladora de Otus del archipiélago de Madeira sería muy menor a la de los búhos continentales. La distancia entre las dos islas habría sido suficiente para aislarlos», apunta Alcover.

La homogeneidad de los tamaños de los búhos de las dos islas, así como las diferencias hacia los búhos europeos indican que existió un aislamiento genético en cuanto a las poblaciones continentales. La distancia entre el continente y el archipiélago sí que fue suficiente para la diferenciación de la especie.

En este archipiélago se espera descubrir en un futuro próximo nuevas especies de aves «que documentarán un mundo que ha desaparecido hace tan solo unos pocos centenares de años. Igualmente pasará en las islas Azores, donde ya se dispone de evidencias sobre la existencia de un búho diferente al de Madeira y Europa, también extinto», comenta el científico del IMEDEA.

Fuente: SINC

Pie de foto: Ilustración del aspecto del autillo común europeo (izquierda) y de la especie extinta Otus mauli de Madeira. Imagen: Pau Oliver

Referencia bibliográfica:

Rando J. C.; Pieper H.; Alcover J. A.; Olson S. L. «A new species of extinct fossil Scops owl (Aves: Strigiformes: Strigidae: Otus) from the Archipelago of Madeira (North Atlantic Ocean)». Zootaxa 3182: 29-42, febrer 2012.