IMEDEA día a día: Joan Pons

17/05/2018

  • Joan Pons, Científico Titular en el IMEDEA (UIB-CSIC)

 

 

Foto:  Joan Pons en su despacho del IMEDEA (Autora: Charina Cañas)

 

 

Esporles, 18 de mayo de 2018. Joan Pons es Licenciado (1991) y Doctor en Biología por la Universidad de las Islas Baleares (UIB) (1999). Posteriormente estuvo trece meses de postdoc en la Universidad de Berkley, California, tres años y medio en el Museo de Historia Natural de Londres y un año en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. En Diciembre de 2006 empezó a investigar en el IMEDEA con una Ramón y Cajal y en 2009 aprobó la oposición de Científico Titular.

 

 

A la pregunta de: ¿qué estás haciendo estos días?, nos contesta que en estos momentos está analizando datos genómicos en el ordenador. Siempre ha trabajado en evolución, sobre todo en filogenética (relación ancestro-descendiente que existe entre especies). A través de la filogenia, analizando secuencias de ADN, estudia cómo han evolucionado las especies respecto al tiempo, correlacionando los eventos geológicos y ambientales con las adaptaciones evolutivas de cada grupo. También está interesado en la biogeografía, sobre todo de especies con una amplia distribución geografica, y entender el papel que juegan en estos patrones biogeográficos la dispersión y la vicarianza (o sea, la separación geográfica de poblaciones, especialmente la que viene impuesta por discontinuidades en el ambiente físico).

 

 

Joan trabaja con diversos grupos taxonómicos ya que el ADN es la molécula de información hereditaria compartida por la mayoría de seres vivos. Ha trabajado con escarabajos, arañas, poliquetos (gusanos), Myotragus balearicus (el vertebrado fósil endémico de Mallorca y Menorca), etc. Estudia la evolución de cualquier grupo animal a través de su ADN, cuya extracción y secuenciación realiza en el laboratorio de biología molecular del IMEDEA, pero sobre todo trabaja en los análisis evolutivos de las secuencias de ADN, que son muy bastante complejos a nivel computacional.

 

 

Acaba de regresar de Adelaida, Australia, donde ha estado tres meses analizando las secuencia de ADN del genoma completo de Myotragus balearicus, para averiguar cómo y cuándo llegó a Mallorca y Menorca y comprender las bases genéticas de sus adaptaciones a un medio insular en ausencia de predadores y, si es posible, conocer las causas de su extinción. En estos momentos está analizando los resultados, pero necesitan más presupuesto para poder secuenciar el genoma completo con más precisión.

 

 

 

Por otra parte, ha empezado un proyecto de investigación junto a Maria Capa, investigadora de la UIB, y la Autoridad Portuaria de Baleares, para conocer la biodiversidad de poliquetos dentro del puerto y en zonas prístinas (originales o con menos impacto humano) para ver el impacto que tiene el tránsito de barcos en biodiversidad marina. En este proyecto comparan la eficiencia en determinar especies basados en morfología con respecto a técnicas basadas en la variación de las secuencias de ADN (código de barras del ADN). El uso de ambas técnicas es clave para reconocer los límites entre especies en grupos poco conocidos y especialmente en grupos con especies crípticas, es decir de morfología muy similar, como son los poliquetos.

 

 

También colabora en un proyecto alemán en Papúa Nueva Guinea, donde hay unas radiaciones de curculiónidos (gorgojos y picudos) y han descubierto 200 especies nuevas. Ellos son expertos en morfología y se han encargado de colectar las muestras en Papúa y hacer todo el laborioso proceso de extracción y secuenciación de las secuencias de ADN de miles de individuos, y Joan aporta su experiencia en el análisis de las secuancias de ADN para establecer las relaciones filogenéticas entre las nuevas especies descubiertas y las ya conocidas para la ciencia.

 

 

Una de las herramientas que utiliza para estudiar la evolución de las especies es el análisis del minigenoma mitocondrial, que sólo tiene 16.000 pares de bases, mientras que el genoma de un eucariota puede tener tres mil millones de bases. Mediante análisis evolutivos estudia las tasas de mutación, la reorganizacion de los 37 genes del genoma mitocondrial (que no siempre están en el mismo orden) y la estructura secundaria de sus genes codificantes para ARN, etc.

 

 

En estos momentos no tiene estudiantes a su cargo, aunque antes del verano empezará un estudiante italiano, asociado al nuevo proyecto que tienen con la Universidad de Puno, Perú, sobre la diversificación de especies en el lago Titicaca. Quieren saber si las especies radiaron, es decir, se especiaron in situ de forma rápida en pocos miles de años dentro del lago o si fue colonizado por diferentes linajes de forma independiente, ya que el lago Titicaca tiene solamente alrededor de 2 millones de años.

 

 

En enero organizaron en Palma el IV Iberian Congress of Biological Systematics (CISA2018), que se celebra cada dos años y está dirigido a jóvenes investigadores, y este año seguramente irá al congreso de sistemática y evolución que se celebrará en Barcelona.

 

 

En cuanto a publicaciones, acaban de aceptarle una sobre un micromamífero endémico de Baleares.

 

 

Foto: Joan Pons en su laboratorio del IMEDEA (Autora: Charina Cañas)

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)