IMEDEA día a día: Paula Anglada

05/07/2018

  • Paula Anglada es técnica contratada en el IMEDEA (UIB-CSIC)

 

 

Foto: Paula Anglada en el laboratorio del IMEDEA (Autora: Charina Cañas)

 

 

Esporles, 6 de julio de 2018. Paula Anglada es Licenciada en Biología por la Universidad de Barcelona (2012). Tras licenciarse se fue a Canadá 9 meses, donde entre otras cosas hizo unas prácticas en el "Centre for Aquaculture and Environmental Research (CAER) - Fisheries and Oceans Canada. Después se fue tres años a la Universidad de Wageningen, Holanda, a estudiar un master sobre Acuicultura y Gestión de Recursos Marinos. En su tesis de máster estudio dos metodologías diferentes (visual & stereo-cameras) para el muestreo de peces de arrecife de coral (Caribe Holandés) y realizó las prácticas de máster en la NGO REEFolution Foundation dentro del proyecto de restauración de arrecifes de coral de la costa de Kenia. La restauración de ecosistemas le interesó mucho, por esto solicitó una estancia de dos meses en el IMEDEA para aprender técnicas de restauración de praderas de Posidonia oceanica, y desde junio de este año está contratada en el IMEDEA.

 

 

A la pregunta de: ¿qué estás haciendo estos días?, nos contesta que en estos momentos está contratada para ayudar a Iris Hendriks en el proyecto de la nacra (Pinna nobilis), para ayudar a colectar sus larvascoordinando y gestionando los centros de España que este año están interesados en implicarse en el proyecto.

 

 

Todos los implicados han de sincronizarse y poner los colectores aproximadamente en las mismas fechas. Lo ideal es ponerlos entre la tercera y la cuarta semana de junio, que es cuando la nacra empieza a reproducirse, y se dejan hasta octubre, momento en cual han de retirarse del mar. Los colectores de larvas de nacra se basan en una red de acuicultura dentro de la cual va un trozo de 13 metros de malla de cebolla, estructura que se ha usado durante los últimos 10 años. Las nacras son organismos sésiles (crecen adheridos o sujetos al sustrato) que cuando comienzan a reproducirse empiezan a soltar larvas móviles que van a la deriva hasta que encuentran un sitio adecuado para asentarse.

 

 

La intención es capturar larvas para ver su dispersión y hacerlas crecer en laboratorios de cría. Se utilizan unos 13 metros de malla de cebolla para hacer como una estructura que les guste para fijarse. En los últimos años apenas se han colectado larvas debido a la mortalidad masiva que ha experimentado la nacra desde el otoño de 2016.

 

 

En Baleares se han instalado un total de 25 colectores: 6 en Formentera, 3 en Menorca y 16 en Mallorca, que están gestionados además de por el IMEDEA, por personal de otras instituciones como el Instituto Oceanográfico, los Parques Naturales, Institutos, Universidades, etc.

 

 

Otras tareas en las que ha estado trabajando durante este mes, aparte de resolver dudas con el resto de participantes en el proyecto de la nacra, ha sido en el laboratorio, realizando analisis de carbohidratos, procesando muestras de Posidonia y Zostera de otros años. La extracción de carbohidratos se realiza mediante productos químicos siguiendo un protocolo. La idea es extraer la sacarosa y el almidón de distintas partes de la planta (hojas, rizoma y raices) y deteminar la cantidad de sacarosa y almidón que contiene cada una de estas partes.

 

 

Cuando finalice este mes de contrato con el proyecto de la nacra, ayudará a Marija Sciberras en el proyecto PIONEER durante un mes más, con posibilidad de que se amplie a todo el verano.

 

 

Foto: Paula Anglada (izquierda) trabajando con restauración de coral en Kenia (Autor: Ewout Knoester)

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)