IMEDEA día a día: Anna Díaz Lorca

25/07/2019

  • Anna Díaz Lorca, Técnica de Apoyo MINECO en el IMEDEA (UIB-CSIC)

 

 

Foto:  Anna Díaz Lorca en su despacho del IMEDEA (Autora: Charina Cañas)

 

 

Esporles, 26 de julio de 2019. Anna Díaz Lorca es Licenciada en Biología por la Universidad Autónoma de Barcelona (2003). Antes de licenciarse ya trabajaba en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona haciendo talleres y actividades para las escuelas y el público en general. Luego tuvo la oportunidad de trabajar con la conservadora de vertebrados y fue cuando empezó a trabajar con las colecciones del museo hasta finales de 2008. También obtuvo una beca de 4 meses en el l'Institut Paleontològic de Sabadell para documentar sus colecciones. Desde 2009 trabaja en el IMEDEA, inicialmente como colaboradora, y contratada de forma intermitente a partir de 2010. Actualmente disfruta de un contrato de Personal Técnico de Apoyo (PTA).

 

 

A la pregunta de: ¿qué estás haciendo estos días?, nos contesta que en estos momentos está dedicada a la preparación de insectos procedentes de  la campaña de una investigadora. Una vez preparados se limita a hacer una preclasificación de los ejemplares por grupos. También está preparando esqueletos de aves que se utilizan para poder identificar fósiles, entre otros usos. A la vez, y dado que es un proceso lento, está preparando una brecha fosilífera del yacimiento de Can Puxet que se sabe que al menos contiene huesos de Myotragus.

 

 

Para extraer los fósiles de la brecha fosilífera (roca que contiene fósiles) va diluyendo la piedra, protegiendo previamente con acetona y paraloid los huesos fósiles que van quedando al descubierto. Posteriormente pone la brecha en agua y acido acético para que se vaya 'comiendo' la piedra. Al cabo de dos días la deja en agua para neutralizar el ácido y a las dos dias la saca, la seca y vuelve a inciar el proceso, que es lento pero seguro.

 

 

La preparación de las aves la realiza macerándolas en agua a 40º en la estufa, habiéndolas descarnado antes y separado las extremidades para que el proceso sea más rápido y así sepa cuáles son los huesos de uno y otro lado. También acostumbra a hacer un pequeño orificio con un taladro pequeño en los huesos largos, para que pierdan la grasa interior y así no se vuelvan amarillos.

 

 

Anna está encargada de la gestión de las colecciones de insectos y vertebrados (fósiles y actuales) del IMEDEA. Ha de documentar, registrar, introducir en una base de datos, mejorar la calidad de los datos (han de ser depurados pues es mucha la gente que ha participado en su elaboración a lo largo de los años), georeferenciar las localidades utilizando los estándares, etc. Una vez que ha revisado los datos, los publica en GBIF y Taxo&Map. GBIF es una plataforma internacional en la que hay millones de datos de más de 50 países que usan estádares internacionales y son de descarga gratuita para su libre uso. De esta manera se comparten los datos con el resto de científicos y con la sociedad en general. Ya ha publicado la colección osteológica de aves en GBIF y Taxo&Map, georreferenciando previamente las localidades todo lo que ha podido para poder mostrar en un mapa los lugares de recolección.

 

 

También lleva la gestión de consultas y préstamos de las colecciones. Las consultas las realiza el investigador interesado desplazándose hasta el IMEDEA y cuándo esto no es posible, y dependiendo del material solicitado, se le envía para que realice el estudio en cuestión y lo devuelva una vez finalizado. Este año se han redactado una serie de normas para las consultas y préstamos,  habiéndo de firmar los interesados una serie de documentos con toda la información y quedando registradas todas las entradas y salidas en una base de datos.

 

 

También ha montado una macrodocumentación para saber cuál es el material que aún queda por inventariar y tener una visión más global de lo que hay en las colecciones.

 

 

Recientemente ha conseguido un espacio en el IMEDEA para tener junta toda la colección de insectos del IMEDEA y en estos momentos está poniendo insecticida a las cajas de insectos que previamente metió en el congelador, todo ello para prevenir la infección o ataque por otros insectos. Una vez estén todas listas las ha de colocar, poner etiquetas nuevas en las cajas y el siguiente paso será unificar la base de datos de insectos.

 

 

Actualmente está comenzando a redactar un datapaper (artículo académico que describe un conjunto de datos de biodiversidad y se publica en una revista científica al uso) para darle más valor a las colecciones.

 

 

También anda liada preparando un póster sobre la colección osteológica de aves (2330 registros publicados) y una comunicación oral sobre las colecciones del IMEDEA para presentar en la XXIII Bienal de la Real Sociedad Española de Historia Natural que tendrá lugar en Barcelona en septiembre de este año.

 

 

 

Foto: Anna Díaz Lorca preparando una brecha fosilífera  (Autor: Tonyo Alcover)

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)