IMEDEA día a día: Margalida Barceló

17/09/2020

  • Margalida Barceló, investigadora contratada Marie Curie en el IMEDEA (UIB-CSIC)

 

 

Foto:  Margalida Barceló en su despacho del IMEDEA (Autora: Charina Cañas)

 

 

Esporles, 18 de septiembre de 2020. Margalida Barceló es Licenciada en Biología (2010), Máster en Biodiversidad (2011) por la Universidad de Barcelona y Doctora en Biología por la Universidad Estatal de Indiana (2018). Trabaja en el IMEDEA desde julio de 2019, inicialmente con un contrato de técnica y desde abril de 2020 como posdoc con una beca Marie Curie.

 

 

A la pregunta de: ¿qué estás haciendo estos días?, nos contesta que en estos momentos está trabajando principalmente con Pep Alós, del Grupo de Ecología de Peces del IMEDEA, en la recién iniciada línea de investigación en ecología molecular, para estudiar los mecanismos moleculares que puedan estar afectando al comportamiento de peces, en particular en raors y doradas. Mas concretamente, está analizando datos de expresión génica del cerebro del raor y trabajando con estudiantes de grado y master para localizar genes de interés en los genomas de estas especies.

 

 

Han recopilado mucha información a través de un experimento de tracking sobre una población de raors en el mar, a los que se les ha extraído una pequeña muestra biológica para mirar las diferencias genéticas que pueden estar causando diferencias de comportamiento.

 

 

Inicialmente buscan una correlación entre las diferencias genéticas que puedan estar relaccionadas con diferencias de comportamiento y posteriormente buscarán qué factor genético y ambiental puede estar causando las diferencias de comportamiento en estos peces.

 

 

Margalida se encarga de hacer el análisis genético de las muestras biológicas. Para ello, extrae el ADN o el ARN (dependiendo de lo que se pretenda hacer en cada caso), lo secuencia y busca las diferencias de secuencia o de expresión, o las diferencias epigenéticas (cambios genéticos a nivel de regulación genética, no de secuencia). Según qué análisis moleculares se llevan a cabo en el IMEDEA (en colaboración con Joan Pons) y en los servicios científico-técnicos de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), mientras que los que precisan de técnicas más avanzadas o si el número de muestras es limitado, se externalizan para ahorrar costes.

 

 

Una parte de su trabajo la realiza en el laboratorio y el resto del tiempo en el campo de la bioinformática procesando una enorme cantidad de datos. Para ello utiliza programas muy específicos de filtrado de datos, pues hay que buscar patrones con los archivos de texto que solo contienen letras de ADN y que pueden ser de unos cuantos gigas. Se precisa, por lo tanto, de un gran poder computacional, lo cual requiere el uso de los servidores del IMEDEA.

 

 

Hace unos meses publicaron el genoma mitochondrial del raor y actualmente se centran en la descripción del transcriptoma cerebral de esta misma especie para su publicación.

 

 

Un poco de su tiempo lo dedica a sacar publicaciones de su tesis doctoral defendida en 2018, en la que estudió cómo determinados factores genéticos afectan a la coloración (producción de melaninas) y al comportamiento, en una especie de ave americana (Zonotrichia albicollis), ave particularmente interesante para este tipo de estudios ya que presenta dos fases con diferencias de coloración y comportamiento asociadas a una inversión cromosomica.

 

 

Debido a la actual situación por la Covid-19 ha tenido que cancelar su asistencia a los congresos sobre comportamiento animal y pesca recreativa que tenía previstos para este año.

 

 
Foto:  Margalida Barceló en el laboratorio donde trabaja en el IMEDEA (Autora: Charina Cañas)
 
 
 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)

Más información: