Comunicación

Investigadores del IMEDEA (CSIC-UIB) y la UIB estudian los genomas de crustáceos cavernícolas de las Islas Baleares para entender su origen

  • La prestigiosa revista científica Current Biology publica un estudio del IMEDEA (CSIC-UIB) y del grupo de investigación en Biodiversidad, Sistemática y Evolución (Bio6Evo UIB) que concluye que todas las especies del género Metacrangonyx derivan de un ancestro común que pobló el extinto océano de Tetis hace aproximadamente 85 millones de años.

Palma, 19 de octubre de 2012. Un equipo de investigadores del grupo de investigación en Biodiversidad, Sistemática y Evolución (Bio6Evo) del Departamento de Biología de la Universidad de las Islas Baleares y del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, CSIC-UB) han publicado recientemente un artículo en la prestigiosa revista científica Current Biology en el que estudian las relaciones filogenéticas entre las diferentes especies del género de crustáceos cavernícolas Metacrangonyx, presente en las Islas Baleares, mediante técnicas de análisis de genomas.

El estudio, que se ha hecho en colaboración con investigadores de las universidades de La Laguna y de Siena, forma parte de los proyectos de investigación "Factores evolutivos y biogeográficos en la adaptación a la vida subterránea: casos de estudio en invertebrados de los archipiélagos Balear y Canario" y "Patrones de diversificación y filogeografía en un género de crustáceos anfípodos subterráneos", que han sido financiados por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Las cuevas, en virtud de su aislamiento y de su estabilidad ambiental, actúan como auténticas cápsulas del tiempo y permiten la supervivencia en el interior de linajes animales antiguos, reliquias filogenéticas o biogeográficas de los ancestros de los cuales no queda rastro en la actualidad al medio superficial. La adaptación a la vida cavernícola suele conllevar la pérdida de la visión y de la pigmentación corporal, así como la aparición de una serie de características fisiológicas, ecológicas y de comportamiento que hacen que la supervivencia de estos animales sea muy difícil fuera de las cuevas, y que el potencial para su dispersión a gran distancia sea nulo. Esto se traduce en áreas de distribución extremadamente reducidas, frecuentemente limitadas a una única cueva o isla.

Sin embargo, en algunos casos, especies de aguas subterráneas estrechamente emparentadas entre sí (pertenecientes a un mismo género) muestran un patrón de distribución global extremadamente amplio y discontinuo. Con frecuencia, especies emparentadas se localizan en islas separadas por un océano de distancia, como por ejemplo las Islas Canarias o las Bahamas, o, incluso, pueden estar separadas por medio mundo, como las Canarias y las islas Galápagos. La pregunta que aparece inmediatamente es cómo se puede explicar este tipo de distribución discontinua extrema si se trata de animales estrechamente adaptados a la vida subterránea.

Un patrón de distribución de este tipo lo muestran las especies de Metacrangonyx, un género de crustáceos anfípodos exclusivamente cavernícola descrito originalmente en aguas subterráneas de las Islas Baleares, pero del que ahora se sabe que también cuenta con representantes en aguas subterráneas de las penínsulas Arábiga (Omán) y del Sinaí (Egipto), la isla de Elba (Marruecos), Fuerteventura (Canarias) y, incluso, el Caribe (República Dominicana).

Los investigadores de la UIB y del IMEDEA (CSIC-UIB) han abordado el estudio filogenético de este género. Concretamente, la investigadora María del Mar Bauzà Ribot ha analizado en el marco de su tesis doctoral 21 genomas mitocondriales de diversas especies de este grupo de anfípodos obtenidos mediante técnicas avanzadas de secuenciación masiva. Estas secuencias de ADN sólo se encuentran en las mitocondrias, y su comparación entre linajes ha permitido reconstruir la sucesión de acontecimientos y el momento evolutivo aproximado de la separación de las diferentes especies basándose en la tasa de cambio evolutivo del ADN.

En el artículo publicado en la revista Current Biology, los investigadores concluyen que el tronco común del que derivan todos los Metacrangonyx se remonta a un ancestro marino que pobló hace más de 85 millones de años, en el período cretácico, las riberas de un vasto océano circumtropical hoy extinto. La fragmentación gradual de la cuenca de este océano, denominado Tetis por los geólogos, debido a la apertura del Atlántico y la colisión de varias masas continentales, condujo a la fragmentación de la especie ancestral en varios linajes que , con el tiempo, dieron lugar a las especies actuales, que hoy se encuentran separadas por grandes distancias, cuencas oceánicas y masas continentales.

--------------------------------------------

Ficha de los proyectos

Título: PatronEs de diversificación y filogeografía en un género de crustáceos anfípodos subterráneos.
Referencia:
CGL-2009 hasta 08.256
Entidad financiadora:
Ministerio de Economía y Competitividad
Investigador principal: Damià Jaume Llabrés

Título: Factores evolutivos y biogeográficos en la adaptación a la vida subterránea: casos de estudio en invertebrados de los archipiélagos Balear y Canario.
Referencia: CGL-2,006-01,365
Entidad financiadora: Ministerio de Economía y Competitividad

Investigador principal:
Carlos E. Juan Clar

Grupo de investigación en Biodiversidad, Sistemática y Evolución
Participantes: Dr. Carlos E. Juan Clar Dr. Damià Jaume Llabrés Dr. Joan Pons Pons ª. María del Mar Bauzá Ribot Sr. José Antonio Jurado Rivera Sr. Morten Stokkan

Referencia bibliográfica

Maria del Mar
Bauzà-Ribot, Carlos Juan, Francesco Nardi, Pedro Oromí, Joan Pons & Damià Jaume. «Mitogenomic Phylogenetic Analysis Supports Continental-Scale Vicariance in Subterranean Thalassoid Crustaceans». Current Biology (2012), http://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2012.09.012 (on line 11 de octubre).

-----------------------------------------------

Fuente: Servei de Comunicació UIB.