IMEDEA día a día: Andrés Ospina

02/08/2018

  • Andrés Ospina es investigador contratado Marie Curie en el IMEDEA (UIB-CSIC)

 

 

Foto: Andrés Ospina en su despacho del IMEDEA (Autora: Charina Cañas)

 

 

Esporles, 3 de agosto de 2018. Andrés Ospina es Licenciado en Biología por la Universidad del Valle, Cali, Colombia (2004). Tras licenciarse trabajó como profesor de secundaria y bachillerato y como profesor asistente de ecología marina en una prestigiosa universidad colombiana. Posteriormente, obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados (2008) y su doctorado (2012) por la Universidad de Barcelona. Durante 2011 estuvo de estancia en el IMEDEA al ser uno de sus co-directores de tesis el Dr. Ignacio Catalán. En 2012 trabajó con WWF-Mediterráneo y luego estuvo dos años contratado como Postdoc en el Núcleo Milenio de Conservación Marina (CCM) de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2013). Posteriormente estuvo tres años con una beca del FONDECYT (Chile). Desde enero de 2018 es investigador contratado en el IMEDEA.

 

 

A la pregunta de: ¿qué estás haciendo estos días?, nos contesta que en estos momentos está centrado en el proyecto MSCA Co-tRiP y colaborando en el proyecto europeo CERES. Ambos proyectos tienen en común el intentar dilucidar cómo el cambio climático afecta y afectará a diferentes especies de interés comercial durante los próximos cien años en Europa. CERES es un proyecto que abarca a muchas especies de peces e invertebrados a lo largo y ancho de Europa, mientras que Co-tRiP se enfoca en el dorado o llampuga en el Mediterráneo y en especial en sus áreas de reproducción, de las cuales las aguas que circundan las Islas Baleares son de las mas importantes.

 

 

Actualmente su trabajo consiste en formular y construir modelos ecológicos que permitan predecir la distribución espacio temporal de los individuos usando como referencia las bases de datos de capturas de las pesquerías, bases de datos de crecimiento individual retro-calculado por medio de la lectura de incrementos diarios en los otolitos y bases de datos de variables medioambientales obtenidas mediante sensores remotos, como por ejemplo satélites. En cuanto a trabajo de campo, sólo realiza algunas salidas puntuales y programadas con los pescadores recreativos de llampuga, para marcar individuos juveniles con marcas satelitales y liberarlos de nuevo, y así poder estudiar sus rutas migratorias.

 

 

Nos comenta que en general se habla del cambio climático como algo adverso para las pesquerías y la acuicultura, pero hay especies a las que les va a venir bien o no les va a afectar tanto como a otras. Teniendo en cuenta que el cambio global es una realidad, en este momento los esfuerzos se concentran en proporcionar herramientas y desarrollar estrategias de adaptación que permitan a los sectores de la pesca y la acuicultura prepararse para los cambios adversos o los beneficios futuros debidos al cambio climático. Una de las hipótesis de trabajo que maneja Andrés en su proyecto es que por las características biológicas y ecológicas del dorado o llampuga, esta especie, de distribución tropical y sub-tropical, podría encontrar en el incremento de la temperatura media del océano una oportunidad para colonizar nuevas áreas a latitudes mas altas (hacia los polos), incluyendo el establecimiento de nuevas áreas de reproducción. En el Mediterráneo noroccidental una de esas zonas de expansión podría ser el Golfo de León, que actualmente registra temperaturas superficiales promedio mas bajas que las masas de agua circundantes, pero que en un futuro podría verse un incremento en la temperatura media de sus aguas.

 

 

Colabora con INPESCA (Chile) en un par de proyectos sobre los estadios de desarrollo temprano de la anchoveta, la sardina y el jurel y como evaluador de proyectos para el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP, Chile).

 

 

Parte de su tiempo también lo emplea en dirigir la tesis a una estudiante de doctorado de la Universidad de Barcelona y como tutor de otra tesis de doctorado de una estudiante de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

 

 

Escribir publicaciones científicas también consume parte de su tiempo. En estos momentos está a punto de enviar dos artículos y está corrigiendo una versión de otro, todos relacionados con su investigación en Chile. También está escribiendo otro artículo sobre conectividad larval y sus efectos en las poblaciones de peces en una red de áreas marinas protegidas en la costa de Mallorca, en colaboración con varios investigadores del IMEDEA. 

 

 

En abril asistió a la reunión anual del proyecto Climate change and European aquatic RESources (CERES) en Portugal y en junio, presentó un poster en la “Annual Larval Fish Conference” en Canada.

 

 

En julio estuvo de visita en Chile asesorando y evaluando un proyecto que investiga el transporte y dispersión de las larvas de anchoveta por la corriente de Humboldt y cómo éstas afectan la conectividad poblacional de la anchoveta entre el norte de Chile y el sur de Perú. Durante su visita aprovechó para realizar el lanzamiento oficial del documental “Larvas: Las viajeras del océano”, en el cual estuvo trabajando cerca de un año y del cual es productor y director. La idea de este documental es divulgar los resultados de sus investigaciones en el país austral.

 

 

 

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)